BERBERECHOS SIN ARENA

AUTOR: Revista Sabor
PUBLICADO EN LA REVISTA SABOR Nº 345

No hay nada peor que hincarle el diente a un berberecho y comprobar que no hemos sido lo suficientemente escrupulosos a la hora de eliminarles la arenilla. No te la juegues y presta atención a los consejos que te damos a continuación para disfrutar plenamente de este exquisito manjar.

No te la juegues y toma nota de este consejo.

 

 

1. Deja los berberechos en remojo con agua durante 30 minutos en un bol en la nevera.

2. Pasado este tiempo, añade un puñado generoso de sal y déjalos de nuevo en la nevera 1 hora más como mínimo.

3. Retíralos del agua con una espumadera, pero sin remover la arena del fondo ni volcando el bol en un colador.