UNA FORMA INSÓLITA DE RETIRAR EL CORAZÓN DE LAS LECHUGAS

AUTOR: Revista Sabor
PUBLICADO EN LA REVISTA SABOR Nº 337

El corazón de la lechuga iceberg tiene un gusto amargo, por lo que es recomendable retirarlo previamente a cortarla, lavarla, centrifugarla y servirla. Si sigues nuestros consejos, podrás deshacerte de él de una manera fácil y rápida en la que, además, ¡no necesitas cuchillo!

El corazón de la lechuga iceberg debe retirarse antes de utilizarla. Para evitar la oxidación que produce el cuchillo, la forma más fácil de hacerlo es la siguiente:

1. Sujeta la lechuga por su parte superior con una mano.

2. Golpéala sobre una superficie de trabajo con un golpe fuerte y seco en la base.

3. Sécalas con un paño limpio y utilízalas o envuélvelas en papel de cocina ligeramente humedecido para guardarlas de nuevo en la nevera.